Albóndigas dietéticas en sous-vide

No me gusta hervir la carne. Me parece que todo el sabor de producto y los jugos pasan al agua. El objetivo no es preparar un estofado o una sopa. Al hervir obtenemos un trozo pálido sobrecocinado y convertido en no sé qué producto. Y así es obligatorio decorarlo con salsas o unas guarniciones para que aparezca al menos algo de sabor.

Por lo tanto, desde hace mucho tiempo he pensado en la opción de cocinar albóndigas (filete ruso) al sous-vide.
Hoy en día me estoy luchando de nuevo contra el sobrepeso por eso el contenido calórico de los productos para esta receta es crucial.

Carne picada
Ternera — 0,5 kg Carne de pollo — 250 gr.
Carne de pavo — 250 gr.
Sal — 2%
Mix de pimientos — 0.4%
Chili pimiento (o cualquier otro pimiento aromático — 0,1%
Ajo granulado — 0.6%
Orégano — 0,2%
Perejil seco. — 0,3%
Huevo — 1 pieza

Amasé bien la carne picada y la metí en una bolsa de plástico a la nevera para toda la noche para que se saturara. Después me la amasé de nuevo.

Formé las bolitas y las envasé al vacío en la bolsa hermética. Recomiendo dejar un espacio entre las albóndigas dentro de la bolsa para que no salga una crep sola de la carne cuando se saque el aire de la bolsa.

Cocinaba el producto en sous-vide 2 horas bajo 65C.

Antes de servir las albóndigas se puede freírlas un par de minutos en aceite de girasol para obtener una corteza bonita y aromática.
También se puede estafarlas un poco en la salsa de tomate.
Las albóndigas hechas y selladas en las bolsas herméticas se conservan en la nevera perfectamente durante 2 semanas. Y congeladas se conservan para siempre!
¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR