Pechuga de pollo muy suave

Todo el mundo lo sabe que en principio la pechuga de pollo es seca y no tiene su propio sabor marcado. Y a pesar de todo esto, intentaremos hacerla suave, jugosa y aromática.

Metemos la pechuga en zumo de limón para un par de horas, añadimos sal. Después la limpiamos bien con agua, secamos y frotamos con una mezcla de pimienta negra, paprika dulce y picante, cúrcuma.

Ponemos la pechuga en una bolsa de plástico para sous-vide, añadimos un par de ramitas de tomillo, pimienta finamente picada, perejil y una cucharada de mantequilla. Quitamos el aire de la bolsa plástica, metemos la bolsa en agua y cocinamos bajo la temperatura 64 C durante 1 hora y 10 minutos.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR